DA Logo

Debtors Anonymous
Recovery from problems with debt

 

Contact Us | Site Map

Home > En español

Can DA Help You?
About DA
Literature
Member News
News Media
Helping Professionals
Business Debtors Anonymous (BDA)
Public Information
Resources for Groups
Find a DA Meeting
Contributing to DA
En Español
Service
World Service Conference (WSC)
Recovery Stories
Open Service Positions
Writing/Editing
Legal Forms/Documents

Nuestro Propósito

Unas Palabras a los Recién Llegados

Los Doce Pasos de Deuodores Anónimos

Las Doce Tradiciones de Deuodores Anónimos

Las Doce Herramientas de Deuodores Anónimos

Las Doce Promesas de Deuodores Anónimos

Las Señales de la Deuda Compulsiva

Reuniones en español


Nuestro Propósito

En DA, nuestro propósito es triple: Detener nuestro endeudamiento compulsivo sin garantía, compartir nuestra experiencia con el recién llegado y llevar el mensaje a otros deudores.

Unas Palabras a los Recién Llegados

Si está teniendo problemas con el dinero y las deudas y piensa que es un deudor compulsivo, ha llegado al lugar apropiado y podemos ayudarlo. Se sugiere que al principio asista por lo menos a seis reuniones en un período de dos semanas para que así tenga tiempo de identificarse con el orador y absorber los conceptos de Deudores Anónimos (D.A.). Si piensa que D.A. es para usted, puede organizar su primera Reunión de Alivio de Presión (RAP).

Los Doce Pasos de Deuodores Anónimos

  1. Admitimos que éramos impotentes ante la deuda, que nuestras vidas se habían vuelto ingobernables.
  2. Llegamos a creer que un Poder superior a nosotros mismos podría devolvernos el sano juicio.
  3. Decidimos poner nuestras voluntades y nuestras vidas al cuidado de Dios, como nosotros lo concebimos.
  4. Sin miedo hicimos un minucioso inventario moral de nosotros mismos.
  5. Admitimos ante Dios, ante nosotros mismos, y ante otro ser humano, la naturaleza exacta de nuestros defectos.
  6. Estuvimos enteramente dispuestos a dejar que Dios nos liberase de nuestros defectos.
  7. Humildemente le pedimos que nos liberase de nuestros defectos.
  8. Hicimos una lista de todas aquellas personas a quienes habíamos ofendido y estuvimos dispuestos a reparar el daño que les causamos.
  9. Reparamos directamente a cuantos nos fue posible el daño causado, excepto cuando el hacerlo implicaba perjuicio para ellos o para otros.
  10. Continuamos haciendo nuestro inventario personal y cuando nos equivocábamos lo admitíamos inmediatamente.
  11. Buscamos a través de la oración y la meditación mejorar nuestro contacto consciente con Dios, como nosotros lo concebimos, pidiéndole solamente que nos dejase conocer su voluntad para con nosotros y nos diese la fortaleza para cumplirla.
  12. Habiendo obtenido un despertar espiritual como resultado de estos pasos, tratamos de llevar el mensaje a los deudores compulsivos y de practicar estos principios en todos nuestros asuntos.

Los Doce Pasos y Doce Tradiciones de Alcoholics Anonymous han sido reimpresas y adaptadas con la autorización de Alcoholics Anonymous World Services, Inc. (“A.A.W.S.”). La autorización para reimprimir y adaptar los Doce Pasos y las Doce Tradiciones no significa que A.A.W.S. está afiliada con este programa. A.A. es un programa para la recuperación del alcoholismo exclusivamente, el uso de los Pasos y Tradiciones de A.A. o de una versión adaptada de sus Pasos y Tradiciones en relación con programas y actividades que están modelados en A.A., pero que tratan otros problemas, o se utilizan en otro contexto ajeno a A.A., no implica lo contrario.

Los Doce Pasos De Alcohólicos Anónimos
1. Admitimos que éramos impotentes ante el alcohol, que nuestras vidas se habían vuelto ingobernables. 2. Llegamos a creer que un Poder superior a nosotros mismos podría devolvernos el sano juicio. 3. Decidimos poner nuestras voluntades y nues­tras vidas al cuidado de Dios, como nosotros lo concebimos. 4. Sin miedo hicimos un minucioso inventario mo­ral de nosotros mis­mos. 5. Admitimos ante Dios, ante nosotros mismos, y ante otro ser humano, la naturaleza exacta de nuestros defectos. 6. Estuvimos enteramente dispuestos a dejar que Dios nos liberase de nuestros defectos. 7. Humildemente le pedimos que nos liberase de nuestros defectos. 8. Hicimos una lista de todas aquellas personas a quienes habíamos ofendido y estuvimos dis­pues­tos a reparar el daño que les causa­mos. 9. Reparamos directamente a cuantos nos fue po­sible el daño cau­sado, excepto cuando el ha­cerlo implicaba perjuicio para ellos o para otros. 10. Continuamos haciendo nuestro inventario per­sonal y cuando nos equivocábamos lo ad­mi­tíamos inmediatamente. 11. Buscamos a través de la oración y la medi­ta­ción mejorar nues­tro contacto consciente con Dios, como nosotros lo concebimos, pidiéndole solamente que nos dejase conocer su voluntad para con noso­tros y nos diese la fortaleza para cumplirla. 12. Habiendo obtenido un despertar espiritual como resultado de estos pasos, tratamos de lle­var el mensaje a los alcohólicos y de practicar estos principios en todos nuestros asuntos.
Copyright © A.A. World Services, Inc.

Los Doce Pasos de Deuodores Anónimos (pdf)

Las Doce Tradiciones de Deuodores Anónimos

  1. Nuestro bienestar común debe tener la preferencia; la recuperación personal depende de la unidad de D.A.
  2. Para el propósito de nuestro grupo sólo existe una autoridad fundamental: un Dios amoroso tal como se exprese en la conciencia de nuestro grupo. Nuestros líderes no son más que servidores de confianza. No gobiernan.
  3. El único requisito para ser miembro de D.A. es querer dejar de endeudarse sin garantía.
  4. Cada grupo debe ser autónomo, excepto en asuntos que afecten a otros grupos o a Deudores Anónimos, considerado como un todo.
  5. Cada grupo tiene un solo objetivo primordial: llevar el mensaje al deudor que aún está sufriendo.
  6. Un grupo de D.A. nunca debe respaldar, financiar o prestar el nombre de D.A. a ninguna entidad allegada o empresa ajena, para evitar que los problemas de dinero, propiedad y prestigio nos desvíen de nuestro objetivo primordial.
  7. Todo grupo de D.A. debe mantenerse completamente a sí mismo, negándose a recibir contribuciones ajenas.
  8. D.A. nunca tendrá carácter profesional, pero nuestros centros de servicio pueden emplear trabajadores especiales.
  9. D.A. como tal nunca debe ser organizada; pero podemos crear juntas o comités de servicio que sean directamente responsables ante aquellos a quienes sirven.
  10. D.A. no tiene opinión acerca de asuntos ajenos a sus actividades; por consiguiente, su nombre nunca debe mezclarse en polémicas públicas.
  11. Nuestra política de relaciones públicas se basa más bien en la atracción que en la promoción; necesitamos mantener siempre nuestro anonimato personal ante la prensa, la radio y el cine.
  12. El anonimato es la base espiritual de todas nuestras Tradiciones, recordándonos siempre anteponer los principios a las personalidades.

Los Doce Pasos y Doce Tradiciones de Alcoholics Anonymous han sido reimpresas y adaptadas con la autorización de Alcoholics Anonymous World Services, Inc. (“A.A.W.S.”). La autorización para reimprimir y adaptar los Doce Pasos y las Doce Tradiciones no significa que A.A.W.S. está afiliada con este programa. A.A. es un programa para la recuperación del alcoholismo exclusivamente, el uso de los Pasos y Tradiciones de A.A. o de una versión adaptada de sus Pasos y Tradiciones en relación con programas y actividades que están modelados en A.A., pero que tratan otros problemas, o se utilizan en otro contexto ajeno a A.A., no implica lo contrario.

LAS DOCE TRADICIONES DE ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS
(Forma Corta)
1. Nuestro bienestar común debe tener la pre­fe­ren­cia; la recupera­ción personal depende de la unidad de A.A. 2. Para el propósito de nuestro grupo sólo existe una autoridad fun­damental: un Dios amoroso tal como se exprese en la conciencia de nuestro gru­po. Nues­tros líderes no son más que servidores de confianza. No gobiernan. 3. El único requisito para ser miembro de A.A. es querer dejar de beber. 4. Cada grupo debe ser autónomo, excepto en asun­tos que afecten a otros grupos o a Alcohó­li­cos Anó­nimos, considerado como un todo. 5. Cada grupo tiene un solo objetivo primor­dial: lle­var el mensaje al alcohólico que aún está su­friendo. 6. Un grupo de A.A. nunca debe respaldar, fi­nan­ciar o prestar el nombre de A.A. a ninguna enti­dad alle­gada o empresa ajena, para evitar que los pro­ble­mas de dinero, propiedad y pres­tigio nos des­víen de nuestro objetivo primor­dial. 7. Todo grupo de A.A. debe mantenerse com­ple­ta­mente a sí mismo, negándose a recibir contri­bu­cio­nes ajenas. 8.  A.A. nunca tendrá carácter profesional, pero nuestros centros de servicio pueden emplear tra­ba­jadores especiales. 9. A.A. como tal nunca debe ser organizada; pero podemos crear juntas o comités de servi­cio que sean directamente responsables ante aquellos a quienes sirven. 10. A.A. no tiene opinión acerca de asuntos aje­nos a sus actividades; por consiguiente, su nom­bre nunca debe mezclarse en polémicas públicas. 11. Nuestra política de relaciones públicas se basa más bien en la atracción que en la promo­ción; ne­cesitamos mantener siempre nuestro anonimato personal ante la prensa, la radio y el cine12El anonimato es la base espiritual de todas nuestras Tradiciones, recordándonos siempre ante­poner los principios a las personali­dades.
Copyright ã 1952, 1953, 1981 por The A.A. Grapevine, Inc. y por Alcoholics Anonymous Publishing, Inc. (ahora conocido como Alcoholics Anonymous World Services, Inc.)
Todos los derechos reservados.

Las Doce Tradiciones de Deuodores Anónimos (pdf)

Las Doce Herramientas de Deuodores Anónimos

La recuperación de la deuda compulsiva comienza cuando dejamos de incurrir en nueva deuda no asegurada, un día a la vez. (Deuda sin garantía es cualquier deuda que no está respaldada por algún tipo de garantía, como una casa o de otro activo). Nosotros alcanzaremos un respiro diario ante la deuda compulsiva con la práctica de los Doce Pasos y mediante el uso de las siguientes herramientas.

  1. Las reuniones. Asistimos a reuniones en las que compartimos nuestra experiencia, fortaleza y esperanza unos con otros. A menos que demos a los recién llegados, lo que hemos recibido de D.A., no podremos mantenerlo para nosotros mismos.
  2. Registro de mantenimiento. Mantenemos un registro diario de nuestros ingresos y gastos, de nuestros ahorros y de la liquidación de cualquier porción de nuestras deudas pendientes.
  3. Padrinazgo. Hemos encontrado esencial para nuestra recuperación tener un padrino y ser un padrino. Un padrino es un miembro deudor en recuperación que nos guía a través del trabajo de los Doce Pasos y comparte su propia experiencia, fortaleza y recuperación.
  4. Grupos de alivio de presión y Reuniones de alivio de presión. Después de haber ganado cierta familiaridad con el programa de D.A., organizamos grupos de alivio de presión formado por nosotros mismos y otros dos deudores en recuperación que no hayan incurrido en deudas no aseguradas durante al menos 90 días y que por lo general tienen más experiencia en el programa. El grupo se reúne en una serie de reuniones de alivio de presión para revisar nuestra situación financiera. Estas reuniones normalmente dan resultado a la formulación de un plan de gasto y un plan de acción.
  5. Plan de gasto. El plan de gasto pone nuestras necesidades primero y nos da claridad y equilibrio en nuestro gasto. Incluye categorías de (ingresos, gastos, pago de la deuda y el ahorro para ayudar a construir reservas de efectivo por muy humildes que sean). El plan de ingresos nos ayuda a centrarnos en el aumento de los ingresos. La categoría de pago de la deuda nos guía en la toma de acuerdos de pago realistas sin privarnos a nosotros mismos. Los ahorros pueden incluir una reserva prudente, jubilación y compras especiales.
  6. Plan de acción. Con la ayuda de nuestro grupo de alivio de presión, desarrollamos una lista de acciones específicas para resolver nuestras deudas, mejorar nuestra situación financiera y lograr nuestros objetivos sin incurrir en deudas no aseguradas.
  7. Teléfono e Internet. Mantenemos contacto frecuente con otros miembros de D.A. mediante el uso de teléfono, correo electrónico y otras formas de comunicación. Hacemos por hablar con otros miembros de D.A. antes y después de dar pasos difíciles en nuestra recuperación.
  8. Literatura D.A. y de A.A. Estudiamos la literatura de Deudores Anónimos y de Alcohólicos Anónimos para fortalecer nuestra comprensión de la enfermedad compulsiva y de recuperación del endeudamiento compulsivo.
  9. Conciencia. Mantenemos la conciencia sobre el peligro de la deuda compulsiva tomando nota del Banco, la empresa de préstamos y la publicidad de tarjeta de crédito y sus efectos sobre nosotros. También seguimos conscientes de mantener nuestras finanzas personales en orden para evitar la vaguedad, que nos puede llevar a la deuda o gasto compulsivo.
  10. Reuniones de Negocio. Asistimos a las reuniones de trabajo que se celebran mensualmente. Muchos de nosotros desde hace mucho tiempo albergaban sentimientos que el “negocio” no era parte de nuestras vidas, pero si para “otros” más cualificados. Sin embargo, la participación en la gestión de nuestro propio programa nos enseña cómo funciona nuestra organización, y también nos ayuda a ser responsables de nuestra propia recuperación.
  11. El servicio. Llevamos a cabo el servicio en todos los niveles: personal, en el grupo, Intergrupo y servicio mundial. El servicio es vital para nuestra recuperación. Sólo a través del servicio podemos dar a otros lo que tan generosamente se nos ha concedido.
  12. El anonimato. Practicamos el anonimato, lo que nos permite la libertad de expresión, por lo que nos asegura que lo que decimos en reuniones o a otros miembros de D.A. en cualquier momento no se repetirá.

NOTA DE TRADUCCIÓN: Este folleto ha sido traducido, conservando el formato original en inglés, pero no ha sido aprobado por la Conferencia Mundial de Literatura de DA en EEUU..

Las Doce Herramientas de Deuodores Anónimos (pdf)

Las Doce Promesas de Deuodores Anónimos

En el programa de Deudores Anónimos nos hemos congregado para compartir nuestro camino de recuperación de la enfermedad de la deuda compulsiva. Existe una esperanza. Al trabajar los 12 pasos de DA desarrollamos nuevas formas de vivir. Cuando trabajamos los 12 pasos y utilizamos las herramientas de DA comenzamos a recibir estos dones del programa:

  1. Donde antes sentíamos desesperación, comenzamos a sentir una nueva esperanza.
  2. La claridad reemplazará a la incertidumbre. La intuición y confianza sustituirán a la confusión y el caos. Viviremos vidas comprometidas, tomando las decisiones que mejor se adapten a nuestras necesidades, y llegaremos a ser las personas que estábamos destinadas a ser.
  3. Viviremos dentro de nuestras posibilidades, sin embargo, nuestros medios no nos definirán.
  4. Empezaremos a vivir con prosperidad, libres de miedos, angustias, resentimientos o deuda.
  5. Nos daremos cuenta que somos lo suficientemente validos; y aprenderemos a valorarnos a nosotros mismos y a nuestras contribuciones.
  6. El aislamiento dará paso al compañerismo; y la fe desplazará al miedo.
  7. Reconoceremos que tenemos bastante; nuestros recursos serán generosos y los compartiremos con otros y con D.A.
  8. Dejaremos de compararnos con los demás; los celos y la envidia se desvanecerán.
  9. La aceptación y la gratitud reemplazaran al remordimiento, a la auto-compasión y al anhelo.
  10. Dejaremos de temerle a la verdad; pasaremos de escondernos en la negación a vivir en la realidad.
  11. La honestidad guiará nuestras acciones hacia una vida rica en significado y propósito.
  12. Reconoceremos como fuente de nuestra abundancia a un Poder Superior a nosotros. Seremos capaces de pedirle su ayuda y guía, y tendremos fe en que nos serán concedidas.

Todo esto y mucho más es posible. Al trabajar este programa con integridad y dentro de nuestras posibilidades, un día a la vez, una vida llena de serenidad y prosperidad será nuestra.

Las Doce Promesas de Deuodores Anónimos (pdf)

Las Señales de la Deuda Compulsiva

  1. No tener clara su situación financiera. No conocer el balance de sus cuentas, gastos mensuales, la tasa de interés mensual de sus préstamos, cargos, o las obligaciones contractuales.
  2. Frecuentemente “olvidarse” de cosas como libros, lapiceros o pequeñas cantidades de dinero prestadas por amigos o por otros, y no devolverlas.
  3. Pobre hábito de ahorros. No planificar el pago de impuestos, planes de retiro u otros gastos no recurrentes, pero predecibles. Después sorprenderse cuando llegan a convertirse en deudas; adoptando una actitud de “vivir el hoy, sin importar el mañana”.
  4. Compras compulsivas: imposible dejar pasar una “buena oferta”; hacer gastos compulsivos; dejar etiquetas en la ropa para poder devolverla; no usar las cosas que ha comprado.
  5. Dificultad en cumplir obligaciones financieras básicas o personales, y/o un sentido desproporcionado de logro cuando dichas obligaciones se cumplen.
  6. Tener un sentimiento diferente al comprar cosas con crédito, que al pagar con efectivo, un sentimiento de pertenecer a un club, de ser aceptado, de ser una persona adulta.
  7. Vivir en un caos y drama constante alrededor del dinero: usar una tarjeta de crédito para pagar otra; sobre girar cheques; siempre enfrentando una crisis financiera.
  8. Tendencia a vivir en el abismo: viviendo entre sueldo y sueldo; tomando riesgos con la salud y la cobertura del seguro del auto; emitiendo cheques y esperando que aparezca el dinero para cubrirlos.
  9. Injustificadamente sentirse inhibido y avergonzado cuando se está teniendo una conversación normal sobre dinero.
  10. Sobre-trabajo y sub-ganancias: trabajar horas extras para ganar dinero a fin de pagar a los acreedores; uso ineficiente del tiempo; tomar trabajos por debajo de su perfil y nivel de educación.
  11. Dejadez para cuidar y valorarse a sí mismo: viviendo en una privación autoimpuesta; negándose sus necesidades básicas, a fin de pagar a sus acreedores.
  12. Sentimiento de esperanza que alguien va a encargarse de Ud., si fuese necesario, para no entrar en graves problemas financieros, que siempre habrá alguien a quien recurrir.

Las Señales de la Deuda Compulsiva (pdf)

Reuniones en Español - Spanish-Speaking D.A. Meetings

Telephone Meetings

D.A. SOLVENCIA en espanol
VIERNES: 22:30 PM - 00:00 AM Spain
DOMINGO: 17:00 pm - 18:30 PM “Horario Spain Peninsula”
Then key in the access code: da_solvencia_skype
Email to attend this meeting, contact: da_solvencia_skype@hotmail.es
Más información en: http://deudoresanonimosgrupovilaseca.wordpress.com/reuniones-on-line-por-skype/
Group # 1585

Face-to-Face Meetings

United States
New York City, NY
Grupo Juan H
Saturday  4:00–5:00
La Primera Iglesia Hispana Unida Metodista
163 East 111th Street (Lexington and Third Avenue)
Manhattan

Argentina
Buenos Aires, Argentina
Grupo Loreto
Saturday: 6:15 PM
Parroquia Nuestra Senora de Loreto
Juncal 3115
INFORMATION UPDATED 1/15/10.
Group # 498

Spain
Marbella, Malaga 29601 Spain
Grupo Abundancia
Friday: 7:00 - 8:00 PM
Inglesia Calvario
Local Caritas Premises, Avenida Calvario s/n
Bi-lingual meeting: English and Spanish. INFORMATION UPDATED JANUARY 2012.
Group # 1163

Vila-Seca, Tarragona 43480 Spain
DA Grupo Vila-Seca
Friday: 8:30 - 9:30 PM
Esglesia San Esteve-Edificio Abadia
Placa Esglesia, 17 - 1o piso
Hablamos Espanol. http://deudoresanonimosgrupovilaseca.wordpress.com INFORMATION UPDATED JUNE 2012.
Group # 1546

Can DA Help You? | About DA | Literature | Member News |News Media |Helping Professionals | Resources for Groups | Find a DA Meeting


Debtors Anonymous
General Service Office
PO Box 920888
Needham, MA 02492-0009
Toll Free:  800-421-2383 - US Only
781-453-2743
781-453-2745 (FAX)
office@debtorsanonymous.org

© Copyright 2014 Debtors Anonymous General Service Board, Inc. All Rights Reserved